Ciudad

Alfajor Santafesino

El alfajor santafesino es una receta que se volvió tradición y representa a nuestra ciudad en todo el país. Si bien se ha ido arraigando en cada casa y en cada confitería con diferentes variantes, los ingredientes básicos son los mismos: galletas de masa tostada rellenas con dulce de leche y bañadas en glacé de azúcar.

Este símbolo gastronómico está unido a la historia misma de la ciudad, más precisamente, a la época de la Convención Constituyente de 1853. Fue en esa ocasión cuando nuestros alfajores fueron conocidos por todo el territorio nacional de la mano de los 23 constituyentes que, luego de vivir 6 meses en Santa Fe, eligieron este postre para llevarlo de recuerdo a sus hogares.

"Y transcurre ese 1º de mayo de 1853 y poco a poco los convencionales, cumplida su misión, se alejan por los caminos fatigosos que ya hicieron, rumbo a sus provincias. Agregan a los equipajes unos alfajores santafesinos para que saboreen las esposas, las hijas, las novias que allá los esperan. Y llevan sin duda algo más, el recuerdo feliz de sus días en Santa Fe”. Mateo Booz, Aleluyas del Brigadier (1936)

La elaboración de los típicos alfajores santafesinos comenzó en 1851 en un local ubicado a pocos metros del Cabildo. Su dueño se llamaba Hermenegildo Zuviría a quien apodaban “Merengo”. El sobrenombre dio origen a una marca que se consigue hasta estos días en los comercios que venden alfajores de la Ciudad.


Turismo Santa Fe Ciudad
Agenda Ciudad
Plan Estrategico
Sugerencias /





Cargar otra imagen



(*) campos obligatorios